Las funciones y actividades de las plaquetas quedan reflejadas en el recuento y volumen plaquetario medio (VPM), o tamaño de las plaquetas. Este indicador refleja la hiperplasia, el metabolismo megacariocítico y la producción de plaquetas en la médula ósea, así como la edad de éstas.

Un estudio, realizado por científicos de la Universidad de Sichuan, en China, ha evaluado a 281 pacientes con diagnóstico de accidente cerebrovascular isquémico, y 164 pacientes que sufrieron un accidente cerebrovascular hemorrágico entre los años 2010 y 2012. Todos los participantes fueron sometidos a pruebas de sangre en las dos horas posteriores a la admisión y se dividieron en grupos de buen o mal pronóstico de acuerdo a la puntuación de la Escala Modificada de Rankin (MRS). El recuento de plaquetas y el VPM se analizaron en un máximo de 30 minutos después de la extracción.

La investigación que se publica en la Revista International Journal of Laboratory Hematology, muestra que el riesgo de apoplejía isquémica era entre 22,17 y 5,21 veces mayor en el grupo de VPM de más de 13 fL en comparación con el grupo de valores normales de 09,04 a 12,05 fL.

Las conclusiones muestran que la disminución de VPM reducía el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, mientras que valores elevados de VPM lo aumentaban.