El Instituto de Neurología de la Universidad Católica del Sagrado Corazón y del Policlínico Gemelli de Roma (Italia) ha diagnosticado esta patología neurológica que afecta a la transmisión de señales nerviosas a la altura del codo y que puede llegar a desembocar en una cirugía ortopédica de descompresión.

Luca Padua, autor principal del estudio, ha contado con la colaboración de 58 pacientes que sufren síntomas de estrés en el nervio cubital y otros 56 individuos sin patología. Todos ellos se han sometido a un estudio neurofisiológico que consistía en mantener la postura de una llamada de teléfono durante una media de 18 minutos.

Gracias a una técnica neurografíca, mientras los voluntarios mantenían la posición, los investigadores podían registrar la velocidad de la conducción nerviosa a lo largo de segmento establecido. A los pocos minutos, los pacientes con estrés cubital referían dolor a causa de la flexión del codo.

Con el objetivo de evitar futuras cirugías, Padua recomienda a los usuarios el uso de auriculares y altavoces de manos libres, o simplemente cambiar más a menudo el brazo que sostiene el dispositivo durante la llamada. Se trata de consejos simples pero capaces de evitar que el nervio se cruce por detrás del canal epitrocleo-olecraniano originando atrofia muscular.