Los departamentos de Salud Pública, Neurociencia y Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital y la Universidad de Flinders (Australia) han estudiado el patrón de contracciones musculares que sigue el sistema nervioso entérico (SNE) para expulsar las heces. “Está demostrado que el intestino grueso requiere la actividad del SNE para expulsar las heces; sin embargo, el patrón de las contracciones neurogénicas de propagación seguía siendo desconocido”, justifican los autores, cuyo texto publica el Journal of Neuroscience.

Para analizar la compleja red de neuronas que forman el SNE, los expertos se valieron tecnicas electrofisiológicas de imagen neuronal de alta resolución, capaces de registrar la actividad mioeléctrica que se producía en el músculo liso de una cepa de ratones de ambos sexos.

Los investigadores observaron que la señal de las neuronas del SNE para regular el trabajo del colon, era rítmica y sincronizada. Se trata, dicen los autores, de un patrón de actividad neuronal desconocido hasta ahora: la primera observación directa de que la activación neuronal rítmica en el SNE genera despolarizaciones neurogénicas rítmicas en el músculo liso que subyacen a las contracciones del tracto gastrointestinal y, por tanto, a la expulsión de heces. Conocer este proceso, permitiría comprender mejor los patrones motrices disfuncionales y mejorar el tratamiento del estreñimiento.