El curso, nombrado Estimulación magnética transcraneal y neuromodulación: presente y futuro en neurociencias, está organizado por el catedrático de Neurología de la Harvard Medical School, Álvaro Pascual, y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de Facultad de Medicina de Córdoba, Isaac Túnez. La estimulación transcraneal magnética se basa en el principio de inducción electromagnética descubierto en 1831 por Michael Faraday, según el cual un campo magnético cambiante es capaz de generar una corriente en un conductor eléctrico que se encuentra cerca de él.

En este caso, el conductor eléctrico son las neuronas, cuya plasticidad es un gran potencial clínico por su facilidad de modular la actividad del cerebro. La estimulación transcraneal y neuromodulación cerebral no invasiva han conseguido cotas extraordinarias e insospechadas hace algunos años, y abren nuevas esperanzas en el estudio de enfermedades de gran prevalencia como el párkinson, la esclerosis múltiple, la depresión o el alzhéimer.

El curso pretende poner al día los avances actuales derivados de los estudios clínicos y experimentales que se están llevando a cabo en la actualidad sobre los efectos de los campos magnéticos estáticos sobre la corteza cerebral y cómo estamos usando estas técnicas para evitar la pérdida de función y mejorar la rehabilitación y reducir el dolor de los pacientes.

Durante la inauguración del curso, el director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Castilla-La Mancha, Rodrigo Gutiérrez, se ha mostrado favorable a unir los conocimientos técnicos a la ética en el ámbito sanitario. Asimismo, ha aplaudido esta iniciativa, que coincide con las líneas de actuación de la Consejería de Sanidad para crear una nueva red de expertos y profesionales en materia de formación en Ciencias de la Salud.