The Clinical Journal of Pain ha publicado una revisión sistemática de 22 estudios en los que se evalúa la utilidad de 14 tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos para el neuroma del muñón doloroso. Los autores han considerado el tratamiento de esta patología como “un verdadero desafío, debido, tal vez, a la falta de guías clínicas”.

Los neuromas de muñón doloroso en miembros inferiores suponen “una carga significativa en la calidad de vida de los pacientes amputados debido a la interferencia con el uso de las prótesis y, por lo tanto, la capacidad de caminar”, justifican los autores, quienes destacan la necesidad de llevar a cabo estudios clínicos con mayor tamaño muestral y tiempos de seguimiento más dilatados.

Ninguno de los 14 tratamiento evaluados para el neuroma de muñón dolorosos mostró una superioridad clara sobre el resto; sin embargo, los autores identificaron 4 terapias con mayores probabilidades de éxito:

  1. Pegado perineurial.
  2. Neurectomía de tracción.
  3. Anastomosis de nervio a nervio.
  4. Implantación de un nervio dirigido.