La esclerosis múltiple puede mejorar con actividad física moderada y dirigida. Así lo asegura el jefe del servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Rafael Arroyo, que dirige la jornada Nuevos retos en la investigación en esclerosis múltiple que se celebra este jueves en el centro hospitalario mencionado.

“Se ha comprobado que el ejercicio programado, moderado, frecuente y supervisado es beneficioso”, ha señalado el especialista, según el cual lo más conveniente es realizar prácticas aeróbicas combinadas con ejercicios de fuerza. “Una práctica regular mejora los síntomas”, ha destacado el profesor titular de Neurología de la Universidad Europea.

De acuerdo con el experto, la esclerosis múltiple está causada por una alteración del sistema inmune, que ataca la mielina que cubre el cerebro y la médula espinal. La alteración de la vista, de la sensibilidad o del equilibrio son algunos de los síntomas iniciales característicos, junto con la pérdida de fuerza.

“La esclerosis múltiple es una enfermedad que impacta de forma muy importante en los enfermos en una etapa de la vida de gran trascendencia social, familiar y profesional”, ha afirmado el neurólogo, de acuerdo con el cual la patología afecta a 100 individuos por cada 10.000 habitantes, la mayoría de entre 20 y 40 años.

De acuerdo con Arroyo, en los últimos 20 años se han adquirido grandes conocimientos sobre la esclerosis múltiple.  “Primero sobre su origen: sabemos que no es una patología hereditaria; sin embargo, se sospecha de múltiples genes que pueden intervenir en su aparición, sobre todo los relacionados con la inmunidad. También se cree que pueden intervenir factores ambientales, como algún virus, la baja exposición solar o la microbiota intestinal”, ha añadido.

Los tratamientos, ha explicado, intentan reducir los brotes en los que se manifiesta la esclerosis múltiple en la mayoría de los casos. “Tenemos cada vez más fármacos a nuestra disposición. Muchos de ellos los estamos investigando en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. El objetivo es que sean más eficaces, más individualizados y que tengan menos efectos secundarios”, ha concluido.