Tal y como explican los autores del estudio, la hipotermia terapéutica de 48 horas no es el procedimiento habitual. Por lo general este proceso se realiza durante 24 horas. La hipotermia terapéutica se utiliza con el objetivo de prevenir daños cerebrales graves en estos pacientes. Sin embargo, los resultados de este estudio no son significativos desde el punto de vista estadístico, por lo que los autores no pueden concluir que aumentar este periodo sea la mejor manera de reducir el riesgo de daño cerebral permanente.

El beneficio clínico es reducido

Uno de los investigadores, Hans Kirkegaard, profesor del Centro de Medicina de Emergencia, dependiente de la Universidad de Aarhus, ha explicado a EurekAlert que no pueden descartar que el incremento de la hipotermia en 24 horas suponga un beneficio clínico reducido. De hecho, la hipotermia terapéutica de 48 horas aporta beneficios a los pacientes menores de 60 años, afirman.

El estudio publicado en JAMA reclutó a 355 pacientes con edades comprendidas entre los 18 y los 80 años que habían sufrido un paro cardiaco. A la mitad de los participantes se les indujo una hipotermia terapéutica de 24 horas, mientras que a la otra mitad se les aplicó la de 48 horas. ambos grupos se calentaron posteriormente medio grado a la vez hasta que alcanzaron la temperatura normal del cuerpo de 37 grados durante un periodo de 8 horas.

Tras realizar un seguimiento de 6 meses, los investigadores emplearon la escala Cerebral Performance Category Score para evaluar la función cerebral de los participantes, y hallaron que esta era un 5% mejor en aquellos pacientes a los que se había sometido a una hipertermia terapéutica de 48 horas.

Pese a que la hipotermia terapéutica es una práctica común para revertir o prevenir el daño cerebral en pacientes que han sufrido un paro cardiaco, también tiene efectos secundarios. Según recuerda Hans Kirkegaard algunos pacientes contraen neumonía o arritmias.