El jefe de laboratorio de I+D de biomecánica y ayudas técnicas de Parapléjicos, Antonio José del Ama, ha explicado en una entrevista con la agencia EFE que el máster ha surgido por la actividad que desarrolla su unidad, que cuenta con un grupo multidisciplinar en el que trabajan de manera conjunta ingenieros y clínicos.

El máster pretende formar al alumno en nuevas tecnologías que contribuyan a la rehabilitación de personas que padezcan algún trastorno del movimiento causado por enfermedades neurológicas. "Nos hemos dado cuenta de que entre el área clínica y la tecnológía existe una zona en la cual convergen ambos conocimientos", ha señalado del Ama.

El experto explica que esa convergencia ha permitido, por ejemplo, la creación de un exoesqueleto, una pieza que no se puede diseñar "si no se conoce la utilidad o la necesidad que va a paliar o resolver". El médico indica que, dentro de esta zona de conocimiento interdisciplinar cada vez es más necesario que surjan especialistas que aúnen conocimientos de ambas ramas.

El centro subraya que, dado que no existe todavía ese perfil en España, se ha decidido poner en marcha este máster en el cual tanto profesionales del área de ciencias tecnológicas como de ciencias clínicas se junten para aprender sobre tecnologías y aplicaciones para la rehabilitación.

El máster tiene 2 partes: una primera de nivelación, en la que estudiantes del área clínica reciben una formación en tecnología y los ingenieros reciben conocimientos de anatomía o medicina; y otra de materias comunes, como biomecánica, una de las áreas de interés en la ingeniería de rehabilitación, robótica y neuromodulación, entre otras.