El objetivo de los investigadores fue confirmar la eficacia del tratamiento de la migraña aguda en adultos con medicamentos inyectables en el servicio de urgencias. Los responsables del estudio evaluaron si estos medicamentos podían ser efectivos en el tratamiento de la migraña aguda y si los corticoesteroides parenterales pueden prevenir su recurrencia.

Para ello, la American Headache Society reunió a un panel experto de autores que definió la estrategia de búsqueda y realizó el seguimiento en las bases de datos Medline, Embase y la Bibloteca Cochrane para seleccionar aquellos estudios que hubieran analizado el uso de fármacos inyectables en el tratamiento de la migraña aguda.

Tras la búsqueda, los investigadores identificaron un total de 68 estudios que analizaban el uso de 28 fármacos inyectables. De estos, 19 fueron incluidos en la Clase 1 (riesgo de sesgo bajo), 21 en la Clase 2 (riesgo de sesgo alto) y 28 en la Clase 3 (riesgo de sesgo muy alto). Según los resultados la metoclopramida, la proclorperazina y el sumatriptán subcutáneo pueden emplearse como tratamientos de primera línea en el abordaje de la migraña aguda en los servicios de urgencias.

El grupo de expertos también recomienda que se ofrezca dexametasona a estos pacientes para evitar la recidiva de la migraña. Asimismo, aconsejan evitar la morfina y la hidromorfona inyectable debido a la falta de evidencia acerca de su eficacia y por las secuelas que puedan provocar a largo plazo. 

La investigación destaca que la migraña aguda causa 1,2 millones de visitas a los servicios de urgencias de los Estados Unidos cada año. Los servicios de urgencias emplean más de 20 combinaciones distintas de fármacos inyectables para tratar esta patología.