Los especialistas explican que se debe tener especial cuidado con el aumento de presión intracraneal en los casos en los que existen enfermedades cerebrales o lesiones traumáticas en la cabeza debido a que los tejidos cerebrales o el líquido cefalorraquídeo puede aumentar. La monitorización intraparenquimatosa e intraventricular suelen ser los procedimientos habituales para medirla.

Sin embargo, estas técnicas implican abrir el cráneo y tienen asociados riesgos como el sangrado, las infecciones o los posibles daños en los tejidos cerebralesPara evitarlo, los investigadores proponen el uso de un sistema de vigilancia no invasivo de la presión intracraneal dispositivo HS-1000 (HeadSense Medical, Ltd) que emite sonidos de 66dB durante 6 segundos cerca de la oreja.

Buena sensibilidad y especificidad

Los investigadores probaron la nueva herramienta de monitorización no invasiva de presión intracraneal en 14 pacientes que recibieron tratamiento para lesión cerebral traumática y hemorragia subaracnoidea en la UCI. Los investigadores compararon los valores de presión craneal obtenidos mediante el dispositivo no invasivo HS-1000 y los obtenidos mediante un sistema de monitorización invasivo (intraventricular o intraparenquimatoso).

Los autores del estudio comprobaron que la sensibilidad y la especificidad de la monitorización no invasiva de la presión craneal eran de 0,7541 y 0,8887, respectivamente. En general, los hallazgos muestran una buena correlación entre los valores de presión craneal obtenidos mediante métodos no invasivos e invasivos de monitorización.

Aunque este estudio es preliminar y se requiere mayor investigación, los autores muestran que el sistema HS-1000 ICP proporciona información útil sobre los valores de presión craneal. Los autores sugieren que el uso de este dispositivo podría proteger a los pacientes de una posible infección y hemorragia al mismo tiempo que se mide la presión craneal con gran exactitud.