Una función del oído interno explica la comprensión del habla.

Una función del oído interno desconocida hasta ahora explica el procesamiento del habla, según Oticon. La empresa fabricante de soluciones auditivas participa en un estudio internacional publicado en la revista Nature Communications. El trabajo es fruto de una década de investigación liderada por la Oregon Health & Science University, la Stanford University School of Medicine (ambas en Estados Unidos), la Danmarks Tekniske Universitet (Dinamarca) y la Linköpings universitet (Suecia).

“Ahora somos capaces de entender una parte del sistema auditivo que no se conocía antes”, señala Thomas Lunner. Dirige el área de investigación en ciencia de la audición cognitiva de Eriksholm, laboratorio de investigación que pertenece a Oticon.

En un comunicado, Oticon explica que los detalles acústicos nos permiten distinguir las palabras y las voces. Sin embargo, se desconocía el mecanismo mediante el cual se extraían esos detalles. Los investigadores han descubierto una nueva función del oído interno que detecta esos detalles y los convierte en información que envía al cerebro. Se trata de un mecanismo mecanoeléctrico cuya comprensión podría ayudar a mejorar los audífonos.

Impacto de la nueva función del oído interno

Tal y como explica el investigador, “el sonido viaja a través del oído como ondas mecánicas”. Estas llegan al cerebro a través de impulsos eléctricos gracias a las células ciliadas internas y externas. “Hasta la fecha, solo era posible realizar el diagnóstico de las células ciliadas externas. Por ejemplo, en los recién nacidos”, añade Lunner. El científico que forma parte del equipo que ha estado investigando esta función del oído interno desde 2009.

“Este descubrimiento puede ayudar a conseguir los primeros métodos de diagnóstico del estado de las células del oído interno -añade-. Abre la posibilidad de mejorar el procesamiento individualizado de los audífonos para apoyar mejor las funciones cerebrales y finalmente, reducir el esfuerzo del cerebro para entender el sonido”. Además, el estudio sienta las bases para el desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico de la pérdida auditiva.