Según informa la Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (Fundela), se trata de un ensayo de fase III que busca probar la eficacia y la seguridad de la citada molécula, que en un reciente estudio fase II con pacientes retrasó el deterioro de la capacidad vital respiratoria de los pacientes que la tomaron.

De acuerdo con las previsiones, en torno a mediados de julio estarán reclutados los participantes para este ensayo, que estará dirigido por el neurólogo Jesús Mora, investigador principal en España de todos los estudios realizados hasta ahora. El último ha estado probando la molécula masitinib y terminará a finales de este año.

Los resultados preliminares apuntan que los pacientes (en total, casi 400) que están tomando el fármaco se deterioran más lentamente que los que toman el placebo. Si se confirman, el siguiente paso será la autorización para su comercialización por parte de las agencias del medicamento. El único fármaco que hasta el momento había demostrado beneficios (moderados) para esta enfermedad era el riluzol, autorizado en los años 90 del siglo pasado.