Ocrevus® (ocrelizumab) ha logrado la autorización de comercialización de la Comisión Europea para pacientes con esclerosis múltiple recurrente y esclerosis múltiple primaria progresiva. Se trata del primer tratamiento para esta última tipología que consigue la autorización europea. Se administra por vía intravenosa cada 6 meses, lo que reduce las dosis a 2 al año.

“Para los europeos con esclerosis múltiple, el hecho de que la Comisión Europea haya autorizado hoy Ocrevus® supone un avance notable en el tratamiento de su enfermedad”, señala en un comunicado Sandra Horning, directora médica y máxima responsable de Desarrollo Internacional de Roche, el laboratorio que ha desarrollado el fármaco.

“Nos comprometemos a colaborar con los estados miembros para facilitar lo antes posible el acceso al nuevo medicamento a las personas con esclerosis múltiple recurrente y esclerosis múltiple primaria progresiva que puedan beneficiarse de Ocrevus®”, añade Horning.

Ocrevus®es un anticuerpo monoclonal humanizado diseñado para actuar sobre los linfocitos B CD20+, un tipo específico de célula inmunitaria que se cree que contribuye de manera clave en los daños en la mielina y en los axones de las neuronas. Estos daños en las neuronas pueden provocar discapacidad en los pacientes con esclerosis múltiple.

Los estudios preclínicos indican que Ocrevus® se une a las proteínas CD20 de la superficie celular expresadas en ciertos linfocitos B, pero no en las células madre ni en las células plasmáticas, lo que podría preservar funciones importantes del sistema inmunitario. La dosis inicial se administra en forma de 2 infusiones de 300 mg separadas por un intervalo de 2 semanas. Las dosis posteriores se administran en infusión única de 600 mg; el tratamiento se administra cada 6 meses.

Estudios

La autorización en la Unión Europea se basa en los datos obtenidos en 3 estudios de fase III pertenecientes al programa Orchestra de investigación clínica; han participado 2.388 pacientes. En 2 de esos ensayos, los resultados pusieron de manifiesto una mayor eficacia de Ocrevus® en comparación con interferón β-1a (Rebif®) en pacientes con esclerosis múltiple recurrente, de los cuales un 80% estaba exento de recaída.

En otro estudio, Ocrevus® -que está autorizado en múltiples países de Norteamérica, Suramérica, Oriente Próximo y Europa Oriental, así como en Australia y Suiza- fue el primer y único medicamento que demostró frenar significativamente la progresión de la discapacidad y reducir los signos de actividad encefálica de la enfermedad en pacientes con esclerosis múltiple primaria progresía. La probabilidad de presentar progresión de la discapacidad fue un 24% menor en un plazo de 3 meses.