Científicos de Grupo de Investigación SIMBIOsys (Simulation, Imaging and Modelling for Biomedical Systems) señalan la ventriculomegalia como indicador del desarrollo cortical alterado, tras hallar un plegamiento cortical disminuido en más de una veintena de fetos humanos diagnosticados de ventriculomegàlia aislada no severa. Según el estudio, que publica la revista NeuroImage: Clinical, las regiones corticales con plegamiento alterado podrían constituir posibles buenos biomarcadores para el pronóstico de alteraciones neurológicas.

Para llegar a esta conclusión, los autores -miembros de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el Hospital Clínico y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y la red en enfermedades raras CIBER-ER- buscaron desviaciones del plegamiento de la corteza cerebral en las imágenes de resonancia magnética de 23 fetos humanos con vetriculomegalia y 25 controles sanos; todos ellos entre las semanas 26 y 29 de gestación.

Miguel Ángel González Ballester, Gemma Piella, Oualid M. Benkarim y Gerard Sanrom, directores del equipo de investigación, hallaron una significativa disminución del plegamiento en la ínsula, parte posterior del lóbulo temporal y del lóbulo occipital, de los fetos enfermos. Con estos datos, los autores han defendido el papel crucial que desempeñan las técnicas de imagen a la hora de entender y diagnosticar de forma precoz las anomalías cerebrales. “Es muy importante estudiarlas en el útero y evaluar de las desviaciones en caso de un mal desarrollo”, sentencian en una nota de prensa de la UPF.