Bristol-Myers Squibb y Pfizer organizan PrevICTUS.

PrevICTUS busca mejorar la formación de los médicos de urgencias en el manejo del ictus. Esta iniciativa de Brystol-Myers Squibb y Pfizer comprende una serie de reuniones de trabajo y cuenta con el aval de SEMES. La Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (SEMES) avala este tipo de iniciativas para promover el intercambio de experiencias. La primera de estas reuniones se celebró el pasado 28 de febrero en Madrid. Las próximas sesiones de PrevICTUS tendrán lugar en Murcia, Santiago, Valencia y Bilbao.

El ictus, indica Brystol-Myers en su nota de prensa, es el principal riesgo de los pacientes con fibrilación auricular. Según datos de la SEC (Sociedad Española de Cardiología), el ictus es la primera causa de muerte en las mujeres. Durante la primera jornada de PrevICTUS, se ha abordado la estratificación del riesgo de tromboembolia. Los especialistas en urgencias también han debatido sobre el manejo de los anticoagulantes orales de acción directa.

Esta primera sesión de PreveICTUS ha servido a los asistentes para intercambiar ideas sobre un mejor funcionamiento de las urgencias. Los especialistas han recibido formación en áreas como la prescripción de anticoagulación. Alfonso Martín Martínez ha indicado que la introducción de los anticoagulantes en los servicios de urgencias ha permitido beneficios muy importantes. El jefe de Urgencias del Hospital Severo Ochoa (Madrid) afirma que han beneficiado al paciente y a la logística del proceso.

Según subraya, la anticoagulación es efectiva en pocas horas, evita tratamientos combinados con heparina y es más segura. En palabras de este especialista, su manejo es más sencillo y tienen muy pocas interacciones. “Son fármacos muy seguros que se asocian a una menor tasa de complicaciones”, concluye.