La Universidad de Gotinga (Alemania) ha diseñado un nuevo implante coclear capaz de transmitir la estimulación lumínica como un sonido. El equipo, liderado por Christian Wroberl, ha ensayado este implante coclear basado en luz en gerbilinos adultos, ya que estos animales tienen la cóclea más grande que otros roedores y son capaces de detectar las frecuencias más bajas en el rango humano.

Tal como publica la revista Science Traslational Medicine y recoge la agencia EFE, el experimento comenzó con el entrenamiento de los gerbilinos para que saltasen un obstáculo al escuchar una alarma. Después, Wroberl y su equipo les inyectaron un virus con un gen capaz de codificar un canal de iones sensible a la luz en la cóclea. Esta intervención hacía posible que las neuronas de la zona fueran activadas por luz; de manera que los roedores implantados saltaban el obstáculo como respuesta a una señal lumínica en vez de sonora.

Es decir, “los animales registraban la estimulación lumínica como un sonido”, explica Wroberl. Con estos datos, los investigadores decidieron inducir sordera al grupo de gerbelinos implantados y probar de nuevo la estimulación con luz. Los roedores, que ya no podían escuchar la alarma, seguían saltando el obstáculo como respuesta a la estimulación óptica. Esto demuestra que “el implante recuperó con éxito la respuesta auditiva de los animales”.

El nuevo implante coclear, basado en métodos ópticos y genéticos, podría ofrecer mayor precisión que los dispositivos tradicionales y servir de base para una nueva generación de dispositivos aplicables a humanos. “El dispositivo podría, potencialmente, producir una estimulación precisa de las células del oído”, corrobora Wroberl. Aplicado a humanos, el implante coclear basado en luz podría solventar problemas como la distorsión de la señal en ambientes ruidosos.