Esta técnica ya se utiliza en el Hospital Universitario Puerta del Sur de Móstoles (Madrid), que ha realizado más de un centenar de tratamientos. Hasta el momento, las únicas alternativas disponibles eran el tratamiento farmacológico o la cirugía, en función de la gravedad del caso, señala Infosalus.

La técnica, conocida como MRgFUS, permite realizar intervenciones no invasivas en el cerebro a través de ultrasonidos focalizados de alta energía guiada por resonancia magnética. Entre las ventajas de este procedimiento se encuentra que no emite radiaciones ionizantes y permite actuar sobre los centros nerviosos funcionales profundos sin tener que utilizar el bisturí. Asimismo, gracias a esta técnica los especialistas pueden tratar las lesiones de una pequeña zona del tálamo sin necesidad de abrir el cráneo.

Desde el Hospital Puerta del Sur de Madrid señalan que los tratamientos farmacológicos o la cirugía eran las únicas alternativas para los pacientes con temblor esencial. Esta técnica permitirá llevar a cabo intervenciones no invasivas que producirán una mejora inmediata del paciente, tras una recuperación de 3 y 4 días.

Otra de las características más novedosas de este tratamiento para el temblor esencial es que no es necesario realizar una craneotomía al paciente para colocarle directamente electrodos en el cerebro encargados de bloquear las neuronas o eliminar aquellos tejidos que hacen que su actividad sea anormal y dé lugar a temblores incapacitantes.