Durante el juego, el joven aprenderá a moverse por la red de transporte de metro. El videojuego ofrece una trama divertida a través de la cual deberán calcular los trayectos, hacer transbordos, sacar el billete y utilizar el mapa. La universidad ha desarrollado el juego junto a las organizaciones Down Madrid y Best Buddies, y el proyecto les ha llevado dos años de trabajo.

La universidad indica que el videojuego es gratuito, por lo que el éxito no es de carácter económico, sino que se busca la participación e implicación de los jóvenes con problemas cognitivos, los cuales pueden mejorar su día a día gracias a Downtown. Este no es el primer proyecto de este tipo, ya que este juego cuenta con predecesores.

Brain Training es un videojuego también dirigido a personas con deficiencias cognitivas en el que el jugador desarolla su capacidad mental, memoria y observación. Exergaming es otro juego online cuyo objetivo es que el paciente se interese por el ejercicio físico. Al margen de estos videojuegos, varios académicos han comenzado a estudiar los efectos de estos en los pacientes.

Según explican los expertos de la universidad, de forma paralela, uno de sus profesores de la Facultad de Psicología trabaja en la actualidad en una tesis doctoral que trata sobre la captura de datos para estudiar la evolución del aprendizaje de las personas que utilizan estos videojuegos.