[18F]FMISO se ha usado junto a imágenes microPET/TC para estudiar los procesos de hipoxia relacionados con el vasoespasmo derivado de una hemorragia subaracnoidea en un modelo animal. Los investigadores del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y el Centro Nacional de Aceleradores de la Universidad de Sevilla han publicado los resultados del estudio en la revista Apllied Radiation and Isotopes.

Según inform la agencia SINC, [18F]FMISO es un radiofármaco que permite detectar células con una baja concentración de oxígeno mediante una tomografía por emisión de positrones (PET), una prueba que a menudo se combina con la tomografía computarizada (TC), ya que esta ofrece detalles anatómicos. Los científicos han usado [18F]FMISO para estudiar la hipoxia asociada al vasoespasmo que se da después de una hemorragia subaracnoidea.

En concreto, los investigadores han usado [18F]FMISO e imágenes microPET/TC para hacer estudios en ratas a las que se les había inducido la hemorragia subaracnoidea, así como en un grupo de control. El experimento mostró mayor captación de [18F]FMISO en las ratas con hemorragia; un hallazgo que se confirmó a través del estudio histológico de muestras cerebrales de los animales.

Por otro lado, los científicos han optimizado la síntesis de [18F]FMISO, “acortando los procesos de síntesis, esencial en estos radiofármacos PET de semivida ultracorta (109 minutos)”, tal y como ha señalado la doctora Laura Fernández Maza, autora principal del estudio, en el que ha colaborado el Instituto de Investigación Biomédica (IBiS), además del citado centro y el grupo Neurotrauma de la UCI del Hospital Virgen del Rocío.

De acuerdo con los investigadores, el carácter crítico de los pacientes que han sufrido una hemorragia subaracnoidea dificulta su participación en ensayos, de ahí la importancia de realizar experimentos con modelos animales, que pueden arrojar luz sobre qué regiones cerebrales cuentan con tejido “recuperable” a pesar de la hipoxia y dar lugar a ensayos con nuevos fármacos.