Cataratas en niños

El Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza es pionero en Aragón en implantar una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento de anomalías cristalinianas y cataratas en niños con un láser de femtosegundo. Se trata de uno de los pocos centros públicos del país dotados con esta avanzada tecnología. Esta tecnología facilita la extracción de la catarata en los casos de mayor dificultad técnica.

De hecho, facultativos de las secciones de Oftalmología Infantil, Unidad de Resolución de Cataratas Complicadas (URCAC) y Anestesiología Pediátrica del Clínico de Zaragoza practicaron con éxito una compleja intervención quirúrgica en una niña de 3 años. La joven presentaba una rara anomalía congénita del cristalino denominada coloboma cristaliniano. De hecho, dicha malformación provoca graves defectos refractivos que impiden focalizar correctamente las imágenes en la retina. Por eso, el único tratamiento posible consiste en extraer el cristalino alterado e implantar, si es factible, una lente intraocular.

Mayor precisión

Es la primera vez que Aragón utiliza un láser femtosegundo para realizar una intervención quirúrgica sobre el cristalino en un paciente pediátrico. Además, frente a la cirugía manual tradicional, este tipo de láser aporta una mayor precisión en el tratamiento de las cataratas en niños. También aporta seguridad y rapidez, especialmente en los pasos más delicados de la operación.  El doctor Enrique Mínguez, jefe de la Sección de Segmento Anterior, y en ella participaron los también oftalmólogos León Remón (jefe de la Sección de Oftalmología Pediátrica), Nuria López y Patricia Ramiro coordinaron la intervención. Por su parte, Beatriz Forniés fue la responsable del procedimiento anestésico.

Las anomalías en el desarrollo del cristalino y las cataratas infantiles son patologías poco frecuentes. No obstante, siguen constituyendo un desafío para el oftalmólogo. Supone un desafío tanto por la dificultad técnica del tratamiento quirúrgico como por la necesidad de mantener una rehabilitación y seguimiento constante del desarrollo visual del niño.

Las anomalías en el desarrollo del cristalino y las cataratas infantiles son patologías poco frecuentes. No obstante, constituyen un desafío para el oftalmólogo.

El Hospital Clínico Universitario es uno de los pocos centros públicos del país dotado con esta avanzada tecnología. Facilita enormemente la extracción de la catarata en los casos de mayor dificultad técnica. Desde hace 2 años el Servicio de Oftalmología del clínico, bajo la dirección de Javier Ascaso, cuenta con una Unidad de Resolución de Cataratas Complicadas (URCAC). Está dotada con dispositivos de última generación para ofrecer a los pacientes los mayores estándares de calidad, seguridad y eficacia.