La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de China ha lanzado, en colaboración con la Oficina del Grupo Dirigente del Consejo de Estado para la Reducción de la Pobreza, un programa nacional para operar, de forma gratuita, a los ciudadanos sin recursos que padezcan cataratas. A tal efecto, el gobierno chino destinará 1.800 millones de yuanes (284 millones de dólares).

Según los datos de ambas entidades, cerca de 90 millones de chinos están registrados como personas con bajos recursos; de todos ellos, unos 600.000 padecerían cataratas y necesitarían una intervención quirúrgica fuera de su alcance económico. Para el año 2020, los promotores esperan haber podido realizar todas las cirugías necesarias.

En declaraciones a la agencia de noticias Xinhua, el subdirector de la Asociación de Promoción de los Servicios Voluntarios de Ayuda contra la Pobreza de China, Li Shoushan, ha recordado que todos los casos de cataratas serán publicados en internet con el objetivo de que la comunidad pueda supervisar el progreso del programa.