degeneración macular

Los ojos son vulnerables a la degeneración macular. Varios científicos han encontrado diferencias significativas en la forma y la biología de este tipo de células. Se trata de células tomadas de diferentes partes de la retina, según un estudio en eLife. Los resultados podrían ayudar a explicar por qué la región de la mácula del ojo es más susceptible a la enfermedad de la retina periférica. También revela un mecanismo de protección que puede alterarse en la enfermedad.

Señalan que la mácula es una región especializada dentro de la retina. Puede verse afectada por enfermedades oculares, como la degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética. De hecho, este estudio examinó las células de Müller, las células gliales principales de la retina que están presentes tanto en la mácula como en la retina periférica. Además, desempeñan funciones importantes en las células nerviosas, el metabolismo y la activación de los receptores de luz en el ojo. Los informes recientes sugieren que las células de Müller son el principal sitio de producción de 2 aminoácidos esenciales: la serina y la glicina.

En este sentido, Ting Zhang, investigador de la Universidad de Sidney, recuerda que la importancia de las células Müller para la función retiniana normal sugiere que su disfunción “contribuye a muchas enfermedades oculares como la retinopatía diabética. También corresponde con la telangiectasia macular”. Asimismo, reseña que los científicos se propusieron investigar las características de las células de Müller en estas 2 ubicaciones con un “enfoque particular en su producción de serina y glicina”.

Investigación

Los especialistas aislaron las células de Müller del tejido del ojo proporcionado por donantes sanos y cultivarlas en el laboratorio para estudias las características de las células. De hecho, encontraron que las células de Müller de la mácula eran pequeñas y con forma de huso o estrella. Por su parte, las de la retina periférica eran mucho más grandes y tenían múltiples procesos.

En este sentido, el análisis de las células reveló 7588 genes que tenían diferentes niveles de expresión entre los 2 tipos de células. Además, la actividad de los genes clave relacionados con la producción de serina, como la enzima fosfoglicerato deshidrogenasa fue mayor en las células de Müller maculares que en las de la retina periférica. Además, este hallazgo es importante porque la serina puede jugar un papel importante en la telangiectasia macular a través de los defectos en la enzima fosfoglicerato deshidrogenasa.

Para estudiar cómo los diferentes niveles de la enzima fosfoglicerato deshidrogenasa afectan la producción de serina, el equipo usó la serina marcada radioactivamente. Lo hicieron para rastrear su metabolismo en las células aisladas de Müller. La serina se convirtió en glicina a una tasa mayor en las células de Müller de la mácula que en las de la retina periférica, aunque la reacción inversa ocurrió a una tasa menor. Las células de mácula Müller también metabolizaron ciertas otras moléculas de manera diferente en comparación con las células de Müller de la retina periférica.

Conclusiones

Los investigadores probaron el efecto de bloquear la enzima fosfoglicerato deshidrogenasa en la capacidad de las células de Müller para soportar el estrés. Además, encontraron niveles mucho más altos de toxicidad celular en las células de Müller de la mácula que en las aisladas de la retina periférica cuando se bloqueó la enzima fosfoglicerato deshidrogenasa. Por otro lado, investigadores adicionales sugirieron que esto podría deberse al agotamiento de la molécula glutation. También podría deberse a la presencia de un nivel más alto de especies de oxígeno reactivas tóxicas en las células maculares de Müller.

«Hemos encontrado diferencias distintivas entre 2 poblaciones de células de Müller. Ambas explican las funciones metabólicas únicas de la mácula humana», concluye Mark Gillies, profesor de Oftalmología Clínica y Salud Ocular en la Universidad de Sydney. «Las diferencias en la producción de serina de las 2 regiones del ojo son consistentes con la idea de que la telangiectasia macular es una enfermedad de las células de la mácula. Una mejor comprensión de la biología única de estas células podría ayudar a prevenir y tratar la pérdida de visión en el futuro», finaliza.