Según ha informado la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, esta ha invertido más de 40.000 euros en este nuevo equipo, que lleva 3 semanas funcionando. En este tiempo, se han realizado 68 pruebas. Se calcula que podrán beneficiarse de esta prestación más de 1.600 usuarios cada año.

De acuerdo con la delegada del Gobierno, Sandra García, que visitó las instalaciones el martes junto al delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Higinio Almagro, iniciativas como esta acercan la sanidad pública de calidad a la población y suponen un incentivo para que la gente se quede en el ámbito rural.

“Con la adquisición de este equipamiento se sigue avanzando en el modelo de alta resolución de acercamiento a la ciudadanía de los procedimientos diagnósticos y quirúrgicos más comunes, evitando a los usuarios desplazamientos para realizar pruebas, interpretación y diagnóstico”, señaló.