Esta subida del 3,7% entre 2016 y 2021 se debe, según los analistas, al progresivo aumento de la población geriátrica mundial y a la innovación tecnológica en el sector, si bien otros factores como la carencia de seguros de salud en los países en vías de desarrollo están restringiendo el auge de este mercado.

Entre los dispositivos más demandados por los profesionales de la Oftalmología se encontrará el instrumental para cirugías. Esto se debe a la próxima prevalencia de enfermedades oculares como cataratas, glaucoma, defectos de refracción o retinopatía diabética que requieren intervenciones mayores.

Dentro de una década, el repunte más significativo en cuanto a la compra-venta de estos productos corresponderá a ciertas zonas de Asia y el Pacifico, especialmente India y China, gracias al aumento de la renta per cápita o las mejoras en infraestructuras sanitarias. Sin embargo, América del Norte continuará ocupando un lugar privilegiado en el mercado.

Durante los 5 años que el estudio ha analizado, las grandes empresas no harán más que reafirmar sus cuotas de mercado, de manera que los proveedores a nivel mundial durante las próximas décadas serán: Johnson & Johnson, Abbott Medical Optics y Bausch & Lomb, todos ellos de EE.UU.

Entre las empresas europeas o asiáticas más destacadas se encuentran Alcon Inc, Haag-Streit y Ziemer Ophthalmic Systems, todas ellas de Suiza; además de Topcon Corporation y Nidek Co Ltd, ambas de Japón; Essilor International (Francia) y Carl Zeiss Meditec (Alemania).