La inyección con lente precargada (AutonoMe™) es el nuevo sistema de Alcon para lograr una precisión mayor en la cirugía de cataratas junto con la lente intraocular (Clareon®), acrílica hidrófoba. Este sistema facilita, según informa el laboratorio en una nota de prensa, es importante para obtener unos mejores resultados en la intervención.

Miguel A. Teus, oftalmólogo y coordinador de Novovisión en Madrid, además de catedrático de la especialidad en la Universidad de Alcalá, ha explicado que una de las ventajas de la inyección con lente precargada es que controla las fuerzas que ejercen en el ojo. Además, apuntó que el cirujano podía graduar la velocidad de inyección de la lente.

“No es un sistema que tenga roces y que sea tosco en su manejo. Todo ello, hace que la implantación de la lente intraocular sea mucho menos traumática y más controlada”, resumió el oftalmólogo.

La inyección con lente precargada se presentó a primeros de mes en el XX Congreso FacoElche. En este acto, se reunieron prestigiosos especialistas de toda España que profundizaron en la cirugía facorrefractiva. Alcon aprovechó este marco para presentar una cirugía en directo con sus 2 productos.

Xavier Puig, director médico de Alcon en Portugal y España, comunicó que la inyección con lente precargada ofrecía importantes ventajas para aquellos pacientes que se sometían a cirugías de cataratas. Además, permitía a los cirujanos un control intuitivo y fácil para implantar la lente intraocular.

Según el laboratorio, esta inyección de lente precargada, desechable y automatizada se presenta con la lente intraocular, fabricada con un nuevo biomaterial, un polímero óptico que permite una visión clara y una trasparencia óptica muy buena, según dice la compañía farmacéutica en su comunicado.

Cataratas, una patología muy común

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se prevé que se realizarán más de 32 cirugías de cataratas en el año 2020, lo que convierte esta intervención en una de las comunes. Gracias a las lentes intraoculares de última generación, sería posible corregir a la vez defectos refractivos junto con las cataratas.

“Las lentes multifocales nos permiten mantener una visión de cerca sin gafas correcta y permiten minimizar las alteraciones visuales nocturnas que presentaban los pacientes, así como cierto grado de visión intermedia. Esto supone un gran avance, ya que hoy día el trabajo en ordenador o la tableta, es casi más importante que la lectura de libros en soporte de papel”, explicó el doctor Teus.

El oftalmólogo no quiso pasar por alto las novedades diagnósticas, y destacó que estas permitían calcular mejor la potencia de las lentes a implantar, al igual que favorecen los diagnósticos de las patologías oculares. Gracias a estas técnicas diagnósticas, el médico puede averiguar cuáles son los pacientes candidatos a una lente multifocal y cuáles tendrían problemas con una monofocal.