La actividad física podría reducir las probabilidades de padecer un glaucoma, según se deduce de un estudio de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos). Los resultados se presentaron en la reciente reunión anual de la American Academy of Ophthalmology.

Según recoge MedlinePlus, el trabajo determinó que las personas que realizaban más actividad física tenían un 73% menos de probabilidades de desarrollar glaucoma. En concreto, el riesgo de glaucoma se redujo un 25% por cada 10 minutos más de actividad moderada-intensa por semana.

“Las personas que hacen ejercicio a una velocidad más alta y dan más pasos al caminar o correr podrían reducir incluso más su riesgo de glaucoma que las personas que hacen ejercicio a una velocidad más baja o dan menos pasos”, señaló la autora del estudio, Victoria Tseng, en un comunicado emitido por la academia de oftalmólogos.

De acuerdo con algunas investigaciones, la actividad física cambia el flujo sanguíneo y la presión en los ojos, lo cual podría afectar al riesgo de glaucoma, según los científicos, que aseguran que hacen falta más estudios para establecer recomendaciones sobre ejercicio y glaucoma. Esta patología, más frecuente a partir de los 40 años, es una de las principales causas de ceguera en Estados Unidos.