El Servicio de Oftalmología del Hospital de Manises ha incorporado la cirugía de anillos intracorneales con láser a su cartera de tratamientos contra el queratocono, una patología hereditaria en el 25% de los casos y la principal causa de trasplante corneal entre pacientes jóvenes. La novedad de la técnica reside en que, además de corregir los síntomas de la afección, disminuye el riesgo de un futuro trasplante corneal.  

Según informa el centro en una nota de prensa, la cirugía de anillos intracorneales corrige la deformación causada por el queratocono mediante la implantación ambulatoria de segmentos semicirculares en el interior de la córnea. “Es un proceso muy poco invasivo e indoloro para el paciente”, explica la doctora Ana Hervás. El procedimiento dura alrededor de 10 minutos y la recuperación entre 48 y 72 horas, a partir de las cuales el paciente puede hacer vida normal.

“Con esta cirugía queremos evitar llegar a un trasplante corneal, un procedimiento más complicado que conlleva riesgo de rechazo”, explica la experta. “El restablecimiento de la visión es mucho más rápido con cirugía de anillos intracorneales, ya que, aproximadamente, 3 meses después de la intervención el paciente puede obtener una visión correcta sin las molestias del postoperatorio”. Con esta incorporación terapéutica, el centro sanitario de Manises se convierte en el segundo hospital público de Valencia que ofrece la técnica de anillos intracorneales con láser.