Mejorar la visión de los más vulnerables es el objetivo de la campaña “Miradas solidarias”, un proyecto impulsado por el Centro Universitario de la Visión (CUV) y la clínica de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrasa de la Universidad Politécnica de Cataluña mediante el cual se ofrecerán tratamientos visuales especializados para personas vulnerables.

Tal y como detalla la agencia EFE, los especialistas de esta clínica calculan que un % de las 2.100 personas que atienden anualmente necesita una atención especializada que puede mejorar el rendimiento escolar, la inserción laboral y social. El proyecto “Miradas solidarias” contempla ayudas para terapias específicamente concebidas como la baja visión, explica EFE.

“Miradas solidarias” recibirá financiación por parte de empresas y particulares que quieran hacer aportaciones económicas que se destinarán a sufragar una parte o la totalidad de un tratamiento visual especializado. Este programa forma parte de la acción social que desarrolla el CUV, que ya atiende a personas procedentes de los Servicios Sociales de ayuntamientos y entidades de toda Cataluña.

Estudiantes de grado o máster serán quienes se encarguen de prestar esta atención a las personas más vulnerables, explica el CUV. Esta asistencia cuenta como parte de las prácticas clínicas que realizan y durante la misma están supervisados por el profesorado de la facultad. Si el paciente necesita gafas o lentes de contacto, el CUV se lo proporciona.

Solo el año pasado esta clínica, dirigida por la profesora Núria Tomàs, adaptó más de 4.000 lentes oftálmicas. La agencia EFE afirma que, del total de pacientes que atendió el CUV en 2017 el 74% fueron adultos, el 14% niños y el 12% jóvenes, un 56% son mujeres y un 44%, hombres. Además de gafas, el proyecto “Miradas solidarias” ofrece terapia visual, ayudas de baja visión o adaptación de lentes de contacto especiales.