Los pacientes otorgan un mayor valor explícito a los servicios de emergencia especializados en Oftalmología y Otorrinolaringología en comparación con la atención general de emergencias. Según la Universidad de Harvard y el Massachusetts Eye and Ear Infirmary, conocer las preferencias de los pacientes en términos monetarios puede contribuir a mejorar la asignación de recursos y la disponibilidad de especialistas.

Según se explica en la revista JAMA Otolariyngology Head & Neck Surgery, los autores estudiaron a 327 pacientes (52,3% mujeres y todos ellos con una media de 46 años de edad), de los cuales 116 habían acudido a servicios de emergencia especializados en Oftalmología y 211 a servicios de emergencia especializados en Otorrinolaringología.

Las preferencias de estos voluntarios, así como su disposición a pagar por servicios de emergencia especializados se cuantificaron mediante encuestas. Tantos los pacientes que acudieron a servicios de emergencia especializados   en otorrinolaringología, como los que visitaron a un oftalmólogo de emergencias, señalaron como principal motivo la reputación o prestigio de los centros especializados.

La disposición media de pago fue de 377 dólares, en el caso de los servicios de emergencia especializados en Oftalmología y de 321 dólares para los otorrinolaringólogos. No obstante, los niveles autoinformados de angustia fueron superior entre los pacientes de Otorrinolaringología, en comparación con los que acudían por problemas en la vista.

“Los pacientes con problemas en los ojos, los oídos, la nariz y la garganta dan un valor medio explícito a los servicios de emergencia especializados de 340 dólares por visita”, concluyen los autores. “Los departamentos de emergencia especializados proporcionan un servicio único de atención médica, pero se desconocía el valor que agregaban al sistema médico”.