La luz azul que emiten distintos dispositivos de visualización no daña el ojo. Así de tajante se mostró la SEO (Sociedad Española de Oftalmología) durante su último congreso celebrado Granada ante la falta de evidencia científica para demostrar lo contrario. Más de 2.000 oftalmólogos asistieron a este encuentro para ponerse al día sobre las últimas novedades de la especialidad.

También dejaron claro que no se ha demostrado que los filtros azules sean buenos para prevenir daños oculares causados por la luz azul. Hoy en día, no existe ningún estudio realizado que pueda afirmar que la luz azul es dañina; estos estudios deben hacerse en condiciones reales en humanos o en animales a los que se les haya sometido a luz azul de mucha intensidad.

Desde la SEO creen que es importante hacer investigaciones que establezcan medidas de salud poblacional, según afirma EFE. Además, insisten en no recomendar la utilización de pantallas de protección de luz azul para impedir daños que no se han demostrado en condiciones reales en humanos.

Además de este asunto de gran controversia desde que aumentara el uso de dispositivos móviles, el congreso abordó los últimos avances en la especialidad y quiso centrarse en la medicina regenerativa para aumentar las opciones terapéuticas en ciertos tipos de patologías oculares. El presidente del comité local de la sociedad, Buenaventura Carreras, recordó en su carta de bienvenida las importantes aportaciones diagnósticas y terapéuticas de la especialidad durante los últimos años.