El director médico del ICQO, Juan Durán de la Colina, ha sido el encargado exponer los mitos y realidades que existen en torno a la presbicia y el uso de estas lentes en esta nueva edición del programa divulgativo Encuentros con la salud. Tal y como ha puesto de manifiesto Durán de la Colina, “en mayor o menor medida, toda la población padece presbicia en algún momento de su vida. No es algo puntual”.

Entre los mitos asociados a la presbicia, el especialista ha destacado la tendencia a pensar que el ordenador es malo para la vista. Según ha explicado, “no está demostrado que el ordenador sea malo para la vista, aunque es cierto que provoca molestias por la sequedad que se deriva del escaso parpadeo durante su uso”.

Durán de la Colina asegura que es normal que una función tan común como la de enfocar de lejos a cerca se resienta por el uso. Por lo general, el paciente desea mantener los estándares y funciones que ha tenido durante toda su vida, explica. En este sentido, el uso de lentes intraoculares multifocales genera resultados estimables. Sin embargo, este especialista subraya que “si alguien piensa que va a recuperar la vista que tenía con 19 años está equivocado”.

El director médico del ICQO afirma que “las lentes intraoculares multifocales son cada vez más precisas, gracias al desarrollo tecnológico y la experiencia del cirujano. Sin embargo, requiere una selección de pacientes rigurosa, de hombres y mujeres que comprendan las limitaciones”.

Esta intervención, concluye, “requiere unos cálculos complejos y una planificación previa para personalizar las lentes a cada persona. Las lentes no reproducen el sistema de enfoque natural y en ocasiones pueden aparecer sensaciones incomodas como reflejos y sombras”.