El Gobierno Vasco ha apoyado la creación de Retinosis Araba Begisare, una asociación de ayuda a los afectados de retinosis pigmentaria que colaborará con otros grupos de Vizcaya y Guipúzcoa. La organización alavesa espera que sus acciones divulgativas contribuyan a mejorar la calidad de vida del 2% de la población vasca que convive con una capacidad visual reducida – entre 80 y 110 personas solo en Álava-.

“El trabajo de Retinosis Araba Begisare se dirige a un mayor bienestar y seguridad de quienes tienen baja visión y que este sea compartido en tiendas, oficinas y medios de transporte, acomodando los espacios para un mejor acceso e informando claramente de cada circunstancia y situación para mejorar la accesibilidad”, resume Emilio Sola.

“Solo con el conocimiento se mejora la colaboración con quienes retinosis pigmentaria”, asegura el director de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, en declaraciones a la agencia EFE. “El fin de Retinosis Araba Begisare es mejorar la calidad de vida de aquellas personas que padecen esta enfermedad”, reitera el recientemente nombrado presidente de la asociación, Valentín Simón.