Nuevo fármaco SYL1801

Sylentis presenta los resultados del desarrollo preclínico de su nuevo fármaco SYL1801. Se administra en forma de colirio para la prevención, el tratamiento y el control de la progresión de enfermedades de la retina que cursan con procesos de neovascularización. La presentación de los resultados ha tenido lugar en el marco del Congreso Anual de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología (ARVO).

El congreso ARVO es el principal encuentro del mundo especializado en oftalmología. Reúne a más de 11 000 expertos de 75 países. Asimismo, supone un escenario único en el que dar a conocer las investigaciones y los avances tecnológicos más innovadores en el cuidado de la visión. Por esta razón, a este congreso asisten tanto investigadores y oftalmólogos, como miembros de la industria farmacéutica y de agencias gubernamentales. Su finalidad es la de compartir conocimientos, abordar nuevos retos y necesidades médicas aún no cubiertas en el tratamiento. Además, otra de sus finalidades es la prevenir las enfermedades oculares.

Estudio

Los estudios de eficacia realizados en un modelo animal de neovascularización coroidea inducida por láser han demostrado que la reducción de la expresión de la proteína NRARP en la retina mediante el nuevo fármaco SYL1801, administrado en gotas, está asociada con una regresión de las lesiones angiogénicas. Además, las regresiones son equivalentes a las observadas en el grupo de animales tratados con agentes antiVEGF inyectados intravítreamente. Asimismo, los estudios de toxicología realizados en modelos animales globalmente aceptados soportan que, bajo las condiciones de concentraciones y tiempos de exposición testados, SYL1801 tiene una buena tolerancia tanto a nivel local como sistémico.

En este sentido, Ana Isabel Jiménez, directora de I+D de Sylentis, recalca que los fármacos que se utilizan para tratar enfermedades de la retina son anticuerpos. Se trata de moléculas de gran tamaño que no pueden llegar desde la superficie ocular hasta la retina. Por ello, se administran mediante inyecciones intravítreas. Los pacientes con degeneración macular asociada a la edad o con retinopatía diabética deben acudir periódicamente al hospital. Allí se realiza este tipo de procedimiento al que frecuentemente se le asocia un impacto emocional negativo y un gran gasto de tiempo.

Además, la experta apunta a que SYL1801 tiene un tamaño muy inferior a los anticuerpos, lo que “les permite penetrar en la retina e inhibir la formación de nuevos vasos sanguíneos tras aplicarse de forma de gotas sobre la superficie ocular”. Por eso, “confiamos en poder iniciar el programa de desarrollo clínico del candidato SYL1801 a lo largo de 2019 y que en un futuro SYL1801 sea una alternativa en el tratamiento de las enfermedades de la retina”, recuerda Jiménez.