uso de petardos

Oftalmólogos y fabricantes pirotécnicos aconsejan extremar la precaución con el uso de petardos durante la verbena de San Juan. La Fundación Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) informa en un comunicado recogido por la agencia EFE que los instrumentos pirotécnicos pueden “provocar lesiones graves en la zona oculofacial”. Por esta razón, con el objetivo de informar sobre las medidas de prevención y actuación durante la verbena de este año, la fundación promueve la campaña “¡En la verbena hay que andar con ojo!”.

En este sentido, Daniel Elies, doctor del Departamento de Córnea, Cataratas y Cirugía Refractiva, recuerda que el principal riesgo de estos artefactos es que “puedan llegar a estallar con mucha fuerza. Provoca que sus restos o fuego impacten en la cara”. Además, la campaña cuenta con la colaboración de Protección Civil y de la Asociación de Fabricantes y Mayoristas de Pirotecnia de Cataluña. Se trata de un apoyo que ha permitido la distribución de carteles informativos en “más de 500 puntos de venta de pirotecnia” para el uso de petardos.

Medidas preventivas

No obstante, el decálogo de este año señala “medidas de prevención básicas”. Entre ellas no acercarse los petardos a la cara, no tirarlos en alto y mantener una distancia de seguridad. El especialista recalca estas medidas especialmente si los activan los más pequeños de la casa. A su juicio, deben de estar siempre supervisados por un adulto, así como utilizar gafas protectoras.

Por otro lado, en caso de impacto la campaña informa de que “el primer paso es limpiar la zona dañada suavemente, sin ejercer presión, con agua o con una gasa. A continuación, dirigirse a un centro médico para que el oftalmólogo pueda realizar una exploración completa. Por tanto, que permita determinar la magnitud de la lesión y recomendar el tratamiento más indicado”. Finalmente, Elies insiste en la importancia de acudir a un centro médico en caso de impacto, ya que “lesiones muy graves pueden no presentar dolor ni provocar molestias aparentes”.