Durante el encuentro, se han puesto en común las técnicas quirúrgicas más novedosas a la hora de tratar esta enfermedad ocular, que produce el deterioro del nervio óptico de forma progresiva y que llega a afectar a entre el 0,5 y el 2% de la población a partir de los 40 años, según los últimos datos.

“En esta edición hemos tratado el desarrollo y la introducción en la práctica quirúrgica antiglaucomatosa, así como los diferentes procedimientos, mínimamente invasivos, que nos ofrecen nuevas y valiosas oportunidades para el control de la presión intraocular”, especifica el coordinador de la Unidad de Glaucoma del Quirón, Javier Serrano Vaquero.

Además de estas “alternativas válidas para el manejo de determinados casos de glaucoma”, los ponentes han debatido sobre “la esclerotomia profunda no perforante (EPNP) y acerca de un nuevo implante (XEN) en el que hay puestas muchas esperanzas por sus magníficos resultados en el control tensional con mínimos riesgos”, explica.

Así mismo, los conferenciantes han tratado la importancia del seguimiento tras la cirugía y otros temas de “tremenda trascendencia, como es el manejo del glaucoma en pacientes que se han sometido a algún procedimiento de cirugía refractiva corneal, lo que cada día es más frecuente”, reflexiona Vaquero, quien ha destacado la importancia de este tipo de eventos en la formación de los especialistas.

“Estos encuentros de profesionales ayudan a poner en común los distintos procedimientos y cómo aplicarlos según cada caso”, asegura, “también se estudian situaciones clínicas de gran interés para todos los asistentes y se unifican protocolos médicos y terapéuticos” para abordar una enfermedad cuya prevalencia universal oscila entre el 7 y el 8% de la población a partir de los 80 años.