Una técnica biomédica implantada en el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón permite regenerar el tejido ocular. Según señala la Generalitat valenciana en una nota de prensa, el servicio de Oftalmología aplica una novedosa técnica biomédica para tratar patologías oculares que hasta la fecha no habían tenido tratamientos efectivos.

Esta técnica biomédica consiste en preparar un plasma rico en factores de crecimiento para la regeneración del tejido ocular dañado, según detalla la nota de prensa. Este procedimiento está pensado para enfermedades de la superficie ocular como ojo seco, defectos epiteliales persistentes y úlcera corneal.

El plasma se utiliza como colirio y es personalizado puesto que se elabora a partir de la sangre del propio paciente. Según destaca el servicio de Oftalmología, esta técnica biomédica se obtiene de una muestra sanguínea del paciente de forma similar a una analítica. Esta sangre se centrifuga para concentrar sus plaquetas. Además de los factores de crecimiento, se compone de vitamina A y fibronectina.

Dado que es un suero autólogo, el organismo no lo rechaza porque lo reconoce como propio. Tampoco conlleva efectos secundarios por lo que es biocompatible, afirma el centro hospitalario. El plasma rico en factores de crecimiento que configura esta técnica biomédica ayuda a la regeneración de la superficie ocular y mejora la lubricación en pacientes con ojo seco.

Además, garantiza una mejor cicatrización de las úlceras corneales, disminuye el dolor, reduce el tiempo de recuperación tras la cirugía refractiva y la irritación en pacientes con glaucoma. Hasta el momento, 25 personas han sido tratadas con esta técnica biomédica en el centro de Castellón.