La respuesta inicial a un implante intravítreo de corticosteroides puede predecir la ganancia a largo plazo en la AVMC (agudeza visual mejor corregida) de pacientes con edema macular diabético (EMD), según un estudio del que se hace eco la American Academy of Ophthalmology (AAO). En base a estos resultados, los pacientes de EMD que presenten una respuesta deficiente a los corticosteroides podrían ser derivados a terapias alternativas más convenientes, como las anti-VEGF o vitrectomías tempranas.  

Para llegar a esta conclusión, los autores del estudio revisaron las historias clínicas de 102 ojos con EMD que habían recibido un implante intravitreal de 0,7 mg de dexametasona. Los investigadores hicieron grupos según el cambio en la AVMC que los sujetos habían experimentado a lo largo de los 3 meses siguientes. Tras un seguimiento de 18 meses concluyeron que existía una correlación positiva significativa entre la respuesta temprana y la mejora a largo plazo.

El 29% de los ojos que presentaban una mejora de >10 a los 3 meses mantuvo dicha mejora hasta el análisis final; solo el 7% de los que tenían una mejora de <5 alcanzaron dicha cifra al acabar el estudio. “Curiosamente, la mayoría de los ojos demostraron una mejora de >10 letras o <5 letras” señalan los autores; esta falta de valores atípicos “sugiere una interpretación alternativa del estudio: que el EMD responda a la dexametasona intravítrea de forma casi binaria”.