El estudio neurofisiológico de la visión ocupa una línea potente de investigación en el Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla. Según informan desde este hospital, la unidad de neurofisiología clínica de este centro ha sido designada como la unidad referente e investigaciones relacionadas con la neurofisiología visual. La unidad lleva muchos años dedicada a este tipo de diagnósticos, y ha colaborado con la unidad de tumores oculares y distrofias retinianas del mismo hospital.

Hoy en día, la unidad neurofisiológica de la visión tiene mucha experiencia, así como capacidad y dotación suficiente como para hacer frente a patologías con poca prevalencia en la población. Muchas veces, la gravedad del pronóstico implica demasiada ansiedad en los pacientes y en sus familias, especialmente porque gran parte de los afectados son menores de edad.

El test electrofisiológico para explorar la visión está indicado en las patologías minoritarias o de diagnóstico complicado, causa por la que no se hace de manera rutinaria en todos los hospitales. Este test resulta muy útil, según informan desde el hospital, para confirmar el tratamiento en enfermedades raras de retina como la retinosis pigmentosa o la enfermedad de Stargardt, ambas distrofias hereditarias.

Este test resulta especialmente útil para los pacientes pediátricos en los que se piensa que pudiera existir un déficit visual. El Hospital Virgen Macarena es uno de los pocos centros españoles capacitado de material para realizar estudios en los quirófanos en lactantes y en niños afectados por tumores oculares. Además, son importantes los estudios en pacientes con pérdidas de visión sin determinar el origen para descartar toxicidad en la retina por ciertos medicamentos