“De la misma forma que el arte es universal la cirugía también lo es, no todo en la cirugía es protocolo”, argumentan los autores de la monografía, Fernando González del Valle, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, y Miguel Ruiz Miguel, jefe de la Sección de Retina del Hospital Universitario de Donostia.

La medicina en el fondo es arte, aunque los médicos dispongamos de la mejor tecnología del mundo. Por eso cada paciente tiene un trato individualizado, porque cada paciente es distinto”, justifican los creadores del texto que se articula en torno a las patologías analizadas e incluye un apartado sobre casos especiales.

Cada capítulo está ilustrado con la fotografía de un cuadro, con lo que se pretende “además de conservar el valor científico de la obra, ganar en valores humanistas”, explican Miguel y del Valle, pioneros en estructurar la monografía de la Secoir de esta forma.

A pesar de la novedosa apariencia de la monografía, el libro pretende “servir de ayuda a los oftalmólogos a la hora de tratar a pacientes con cataratas y problemas retinianos”, aseguran. “Muchas veces, el cirujano de cataratas necesita precisar bien una patología retiniana para decidir su actitud en un caso concreto y también es frecuente que el retinólogo tenga que resolver con eficacia una catarata concomitante”.