Según explica EurekAlert, los fotorreceptores de la retina son especialmente sensibles a los colores correspondientes a sus pigmentos visuales, incluso cuando se estimulan de forma aislada. Los investigadores destacan, además, que los efectos de proximidad juegan un papel significativo: la sensibilidad de los fotorreceptores varió en función de que clases de células se localizaban en su entorno inmediato.

El doctor Hermening y su equipo han demostrado cómo intervienen los fotorreceptores de la retina en la visión del color. Para ello, los científicos utilizaron un oftalmoscopio con el que examinaron y estimularon la retina humana de forma no invasiva. Mediante la combinación del láser y un microscopio de muy alta resolución lograron mapear las células sensoriales individuales de la retina.

Los investigadores recuerdan que, mientras que los fotorreceptores de vara están especializados para ver en la oscuridad, los fotorreceptores de cono transmiten la visión del color. En un primer momento, los autores del estudio mapearon el mosaico de cono en las retinas y midieron la absorción de luz para ciertas longitudes de onda en cada fotorreceptor.

Esto les permitió determinar la identidad de las células sensoriales. Al reducir la intensidad de la luz de estimulación, los investigadores pudieron determinar un umbral de detección en cada cono, en el que la luz era apenas visto por los sujetos. “Esto es importante porque podríamos usar la sensibilidad de cada célula para determinar cómo la percepción general se rige por la contribución de los conos individuales”, explica Harmening.

Los investigadores detectaron que la sensibilidad de las células individuales también dependía de las células vecinas inmediatas. “Si un cono sensible a la luz roja está rodeado por células que son más sensibles al verde, este cono es más probable que se comporten como un cono verde”, resume Harmening.

Según concluyen los investigadores, la novedad de este hallazgo es que ahora es posible estudiar la visión en el nivel más elemental, célula por célula. El nuevo enfoque de células individuales ofrece acceso a nuevos hallazgos en Oftalmología.