El Hospital de Guadalajara es uno de los 2 centros castellanomanchegos donde está implantado el programa de trasplante autólogo de progenitores hematopoyéticos, junto con el Complejo Hospitalario de Albacete. Este centro atiende a pacientes de los hospitales de Guadalajara, Cuenca, Alcázar de San Juan y, recientemente, de Ciudad Real.

Según explica Dolores Morales, el trasplante autólogo o autotrasplante de progenitores hematopoyéticos es el procedimiento que se aplica en el tratamiento de enfermedades oncohematológicas quimiosensibles que suponen la administración de altas dosis de quimioterapia que eliminan todas las células tumorales, pero "conllevan una aplasia prolongada irreversible de médula ósea incompatible con la vida".

Por esta razón, se recogen células progenitoras del propio paciente días antes de la administración de la quimioterapia, a través de una leucoaféresis. Dichas células se almacenan congeladas para ser infundidas después del tratamiento con quimioterapia con el objetivo de recuperar la hematopoyesis, señalan los expertos en este ámbito.

El 23 de noviembre tendrá lugar la I Jornada de Medicina Transfusional de Castilla-La Mancha, organizada por la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha. En dicha jornada, Morales abordará la obtención de células progenitoras hematopoyéticas de sangre periférica para autotrasplante con el objetivo de que todos los profesionales sanitarios, no solo los hematólogos, puedan informarse sobre los procesos de donación y transfusión.