Las alergias a quimioterapia se superan en el 90% de los casos gracias a un protocolo de desensibilización, según ha demostrado el servicio de Alergología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife. Los resultados de su experiencia se recogen en un artículo publicado en Journal of Allergy and Clinical Immunología: In Practice.

Según informa la agencia EFE, el trabajo da a conocer el proceso que permite reintroducir de forma segura el medicamento al que paciente es alérgico o intolerante. Asimismo, se describe una nueva pauta de desensibilización “rápida y sencilla” que utiliza una sola disolución del fármaco a la concentración habitual y reduce el tiempo de administración.

El estudio incluyó a 90 pacientes (60 mujeres y 30 hombres) con antecedentes de alergia a quimioterapia que necesitaban continuar con los fármacos a los que estaban sensibilizados para tratar el cáncer. Se usó una bomba de infusión para administrar el fármaco de forma endovenosa por intervalos de 15 minutos, hasta llegar a la dosis prescrita.

El 5,3% de los tratamientos realizados tuvo algún tipo de efecto adverso, como el prurito y el “rash cutáneo”, según explica la alergóloga Eva Pérez Rodríguez, coordinadora de la investigación. Esta, en opinión de la experta, “refuerza las garantías de este nuevo protocolo de desensibilización”, que ha demostrado se “seguro y útil” para reacciones leves-moderadas.

La alergia a medicamentos se manifiesta con síntomas cutáneos, respiratorios o anafilaxia. En el caso de los fármacos usados para tratar el cáncer, la alergia puede llevar a retirar la terapia. El Hospital de La Candelaria trata desde 2013 alergias a quimioterapia para intentar que los pacientes consigan tolerar los fármacos y poder someterse al tratamiento.