Los niños con cáncer que residen en Andalucía podrían sentirse más arropados gracias a un nuevo convenio realizado entre el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada y la Asociación de Familiares de Menores Oncológicos Aupa, presidida por Juan Antonio Roca. La asociación nació en el 2014 con el objetivo de mejorar la calidad de vida y bienestar de los niños afectados de cáncer, así como para informar a los familiares sobre esta patología.

En el convenio podría colaborar también la dirección gerencia del centro hospitalario andaluz, según señalan los responsables de la colaboración. Asimismo, el acuerdo pretende relacionarse con otros colectivos profesionales y sociedades médicas y participar en encuentros que versen sobre los principales problemas a los que se enfrentan los niños con cáncer y los profesionales que se encargan de cuidarlos.

“Los profesionales sanitarios añaden a la calidad un plus de calidez y cariño a la atención que prestan a estos menores”, ha explicado Higinio Almagro, delegado de Salud en la Junta, para quien el convenio estrecha la relación que Aupa desarrolla desde su creación.

Cada año, se diagnostican 1.400 nuevos casos de cáncer infantil, entre los que destaca la leucemia, seguido de los tumores del sistema nervioso central (SNC) y de los linfomas, según informa la Junta de Andalucía. Roca ha informado también sobre las actividades que se realizan tanto dentro como fuera del centro hospitalario, como la investigación Genyo, con la que colaboran para mejorar la información disponible sobre leucemia infantil.

Pilar Espejo, directora gerente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, ha firmado el convenio con Juan Antonio Roca. La colaboración permitirá que ambas entidades conozcan las 2 partes desde las que se puede vivir la enfermedad: desde el punto de vista de los niños con cáncer y familiares, así como la de los profesionales a cargo de los mismos.