Según ha informado la Consejería de Sanidad, el hospital madrileño realiza al año más de un millar de biopsias de mama, necesarias para determinar el tipo de tumor. Esa información permite aplicar la medicina de precisión a cada paciente, adaptando la terapia a su caso particular.

En el caso del Gregorio Marañón, las biopsias de mama las realiza el servicio de radiodiagnóstico mediante intervencionismo percutáneo. Esa experiencia se ha compartico con los más de 70 clínicos y radiólogos que han participado en el curso, en el que se han revisado los últimos avances en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama, así como los descubrimientos en biología molecular y secuenciación del genoma humano.

Trabajo en equipo

La Unidad de Mama del Hospital Gregorio Marañón está formada por profesionales, entre otros, de los servicios de Ginecología y Obstetricia, Oncología Médica y Radiodiagnóstico del centro. Juntos, trabajan para abordar el cáncer de mama de forma multidisciplinar con el fin de detectarlo, diagnosticarlo y tratarlo lo más rápido posible y de una forma personalizada.

Con ese objetivo, aplica el radiodiagnóstico a patología infrecuente, como el cáncer de mama en hombres (un 1% del total) o los casos en mujeres de alto riesgo. Asimismo, cuenta con experiencia en las indicaciones de ecografía y resonancia magnética en la mama y en los diferentes procedimientos intervencionistas percutáneos, como las biopsias de mama.