La supervivencia libre de enfermedad de los pacientes con carcinoma de células renales localizado está determinada por el estadio patológico, la afectación vascular linfática y la hematuria. Es la conclusión de un estudio de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra publicado en las Actas Urológicas Españolas.

La idea del trabajo era evaluar los factores que influían en la supervivencia libre de enfermedad y la supervivencia cáncer-específica de pacientes con carcinoma de células renales localizado.

Con ese objetivo, los investigadores realizaron un análisis retrospectivo de los datos de 596 pacientes con carcinoma de células renales localizado operados entre enero de 1990 y diciembre de 2012. Se analizaron las variables clinicopatológicas que influían en la supervivencia mediante modelos de regresión de Cox. A partir de ahí, se diseñaron grupos de riesgo propios.

De acuerdo con el análisis, la supervivencia libre de enfermedad fue del 82% a los 5 años, del 77% a los 10 y del 72% a los 15. Los factores de influencia fueron el grado de Furhman III-IV, la hematuria, la afectación vascular linfática, la presencia de necrosis tumoral y el estadio patológico pT3-pT4. Al final del estudio, 112 pacientes evidenciaron recidiva.

Por su parte, la supervivencia cáncer-específica fue del 92% a los 5, 86% a los 10 y 83% a los 15 años. Los factores de influencia fueron el grado de Furhman III-IV, la afectación de la grasa perirrenal y la presencia de necrosis tumoral. Fallecieron 57 pacientes como consecuencia del cáncer renal.

Basándose en esos datos, los investigadores concluyen que la presencia de hematuria, la afectación vascular linfática y el estadio patológico pT3-pT4 influyen en la supervivencia libre de enfermedad de los pacientes con carcinoma de células renales localizado, mientras que el grado de Furhman III-IV y la presencia de necrosis tumoral son “especialmente relevantes” tanto en dicha supervivencia como en la cáncer-específica.