De acuerdo con la videpresidenta del comité de cáncer de mama de la organización, Zhang Jin, las mujeres chinas están siendo diagnosticadas de esta enfermedad con una edad promedio situada entre los 45 y los 55 años, entre 10 y 20 años antes que las mujeres europeas.

Asimismo, más del 10% de las mujeres chinas afectadas son menores de 35 años, según la experta.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres. En China, se diagnostican alrededor de 279.000 casos nuevos cada año, lo cual supone un incremento anual de más del 2% en el número de mujeres afectadas, la mayoría de las cuales se cura.

Las zonas rurales y remotas continúan siendo un reto diagnóstico en el país asiático, ya que las mujeres que viven en esas áreas a menudo acuden al médico cuando es demasiado tarde. “Autoexaminarse es importante, pero esto no sustituye a la auscultación médica”, ha apuntado la especialista, quien destaca la influencia de las nuevas tecnologías médicas en el tratamiento del cáncer de mama.