La elección del tratamiento en la leucemia linfocítica crónica puede verse condicionado por aspectos como la supervivencia, el costo o los efectos secundarios asociados a la terapia. Un equipo de investigadores ha publicado un estudio en la revista Blood Advances de la Sociedad Americana de Hematología que analiza cuál es la incidencia de estos aspectos a la hora de decidirse por una terapia.

Según se desprende de este estudio, recogido por EurekAlert, los pacientes se ven obligados a sopesar muchos factores a la hora de determinar el tratamiento en la leucemia. Cada vez cuentan con un armamento terapéutico más amplio por lo que deben decidir entre más opciones, apuntan los investigadores.

Con el objetivo de conocer más en profundidad esta situación, los investigadores, liderados por Carol Mansfield, directora de RTI Health Solutions; realizaron una encuesta entre 384 pacientes con leucemia linfocítica crónica. En esta encuesta se solicitó a los pacientes que eligieran entre opciones de tratamiento hipotéticas, definidas, cada una de ellas, por 5 atributos variables:

  1. Supervivencia libre de progresión.
  2. Modo de administración.
  3. Severidad típica de la diarrea.
  4. Posibilidad de infección grave.
  5. Posibilidad de dañar algún órgano.

Los resultados mostraron que, a la hora de elegir el tratamiento en la leucemia, la efectividad es uno de los valores más demandados. Evitar los efectos adversos es otro de los factores que más valoran los pacientes. La forma de administración del medicamento fue un factor menos valorado por los enfermos a la hora de decantarse por un tratamiento u otro en la leucemia.

Los investigadores completaron este estudio añadiendo, dentro de los atributos de la terapia, el costo de la misma. Al incluir esta variable detectaron que el costo de la terapia tenía un impacto dramático en las elecciones de los pacientes. Según explica Mansfield a EurekAlert, “el costo tiene un impacto. Cuando a los pacientes se les prescribe algo que no pueden costear, tienen que tomar decisiones muy difíciles”.