No hay datos poblacionales fiables sobre mieloma múltiple, según la SEHH.

Los datos poblacionales sobre mieloma múltiple son escasos, según la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). Coincidiendo con la celebración esta semana del Día Mundial de esta enfermedad, la organización denuncia esta carencia de información. Asimismo, recuerda que los tratamientos actuales han conseguido mejorar las tasas de larga supervivencia de la patología.

“Hay una importante carencia de datos poblacionales sobre mieloma múltiple. Y los que están disponibles no se ajustan a la realidad”, ha lamentado Juan José Lahuerta, especialista del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

Según las estimaciones, en España podría haber casi 6000 personas con mieloma múltiple. Sin embargo, no se sabe con seguridad, dada la escasez de datos poblacionales sobre mieloma múltiple fiables. Un problema, además, extendido a nivel internacional. “Los únicos datos poblacionales fiables del mundo son los suecos. Allí la prevalencia -asociada a la mejoría de la supervivencia- se ha triplicado en la última década (del 13% al 38%)”, ha aclarado el hematólogo.

Para intentar cambiar esta situación, el Grupo Español de Mieloma (GEM-PETHEMA) ha puesto en marcha un estudio de viabilidad para crear un registro nacional de cáncer hematológico. El grupo, que forma parte de la SEHH, espera contar con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar para llevar a cabo dicho registro sobre una enfermedad de la que se diagnostica entre 3 y 5 casos por cada 100 000 habitantes al año en España.

Mayor supervivencia

“Terapias como el trasplante hematopoyético se están indicando cada vez más en pacientes mayores de 65 años con buena condición biológica”, ha señalado el experto.

En los últimos tiempos, los tratamientos han mejorado la respuesta antitumoral y las tasas de larga supervivencia. En ese sentido, hace apenas 3 años se incorporó la segunda generación de fármacos a la práctica clínica. Ahora, empiezan a conocerse los primeros resultados. “Todo apunta a la próxima creación de un nuevo estándar terapéutico para pacientes no candidatos a trasplante”, ha explicado Lahuerta.

“Los resultados de GEM-PETHEMA sobre este tratamiento son muy significativos, con tasas de supervivencia libre de progresión no conocidas hasta ahora: 60% a los 6 años”, ha destacado.

En cuanto a las terapias CAR-T, no parece que puedan suponer una revolución frente al mieloma múltiple, a diferencia de lo que ocurre en otros cánceres hematológicos. “Su eficacia podría ser muy similar a la de los nuevos fármacos de segunda generación antes referidos”, ha declarado el hematólogo, según el cual ahora mismo esta patología cuenta con 2 estándares de tratamiento aprobados para mayores no candidatos a trasplante. Por un lado, el esquema VRD (bortezomib, lenalidomida y dexametasona). Por otro, el esquema VMP (bortezomib, melfalán y prednisona) en combinación con daratumumab.

Enfermedad mínima residual

Más allá de las mejoras en la supervivencia, la comunidad científica tiene el foco en la enfermedad mínima residual como punto final en el abordaje del mieloma múltiple. En ese sentido, se espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) autorice la incorporación de este valor en la práctica clínica. De esta forma, se podrá disponer de resultados de ensayos clínicos más rápidamente.

“Hay consenso unánime en el mundo científico en torno a este asunto, por lo que no creo que su aprobación pase de 2020”, ha asegurado el miembro de GEM-PEHTEMA. Este grupo tiene en marcha 12 estudios. Entre ellos destacan 2. En primer lugar, el GEM-2017FITmas65, que busca valorar el uso de terapias de alta intensidad en pacientes mayores de 65 años con buena condición biológica. Por otro lado, GEM-KyCyDex es un ensayo fase II para pacientes en recaída cuyo reclutamiento finaliza este año.