Los bulos del cáncer que más se difunden vía WhatsApp son los relativos a los conocidos como superalimentos. Esta es una de las conclusiones que se han presentado en el I Simposio #CáncersinBulos celebrada en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Entre los bulos del cáncer que se difunden a través de esta aplicación se encuentran recomendaciones como tomar zumo de limón en ayunas, comer bayas de goji o aguacates.

Tal y como recoge la agencia EFE, la iniciativa #CáncersinBulos asegura que “no existe ninguna dieta anticáncer”. Durante el simposio se ha puesto de manifiesto el peligro que suponen estos bulos del cáncer y la facilidad que tienen para difundirse a través de internet y WhatsApp. Especialistas de diferentes sociedades científicas han participado en este simposio y han recordado que los pacientes de cáncer, igual que el resto de población que no sufre la enfermedad, deben seguir una dieta equilibrada y variada.

Esta iniciativa ha puesto sobre la mesa la rapidez con la que se extienden los bulos del cáncer a través de WhatsApp y las redes sociales. Raúl Córdoba, especialista en Hematología de la Fundación Jiménez Díaz, ha destacado que los enfermos de cáncer no deberían acceder a foros de internet donde los pacientes intercambian experiencias.

Este especialista afirma que en estos foros hay muchísimas referencias sobre los superalimentos que ayudan a curar el cáncer o a mejorar las defensas para que se pueda afrontar en tiempo todas las sesiones de quimioterapia, apunta EFE. El hematólogo reconoce que en su mayoría son inocuos, pero en algunos casos las recomendaciones que se difunden en estos bulos del cáncer pueden provocar una interacción con el tratamiento médico y reducir la eficacia.

Sustancias que destruyen los medicamentos

El hematólogo ha explicado que sustancias como la hierba de San Juan, disponible en farmacias, parafarmacias y super mercados son sustancias naturales que inducen a la destrucción o degradación de los medicamentos. Esto mismo sucede, según Raúl Córdoba, con el zumo de pomelo o el de naranjas amargas.

Por otro lado, Julio Zarco, médico del Clínico San Carlos, asegura que los bulos del cáncer pueden tener consecuencias “funestas”. Zarco afirma que en España “ha aumentado la morbimortalidad en pacientes que abandonan el tratamiento farmacológico y apuestan por alguna pseudoterapia sin fundamento científico”.

Carlos Mateos, coordinador de la plataforma #SaludSinBulos y organizador del simposio, ha reconocido que es complicado saber qué se mueve detrás de todo esto. En su opinión, a veces responde a intereses, pero otras veces se difunden porque llegan a través de alguien de confianza y se reenvían a mucha gente por si fueran ciertos.