El estudio se llevó a cabo en pacientes que habían recibido su tratamiento en los centros médicos de la Universidad de Washington y de Minnesota entre enero de 2005 y diciembre de 2013. Cada paciente tratado con cirugía robótica transoral fue igualado con 3 pacientes que habían recibido la quimiorradioterapia. Los investigadores analizaron la supervivencia libre de enfermedad, la supervivencia global y la prevalencia de la gastrostomía.

Un total de 127 pacientes se sometieron al estudio, siendo 113 hombres y 14 mujeres. 39 pacientes se sometieron a la cirugía robótica transoral y 88 a la quimiorradioterapia. Los enfermos que fueron intervenidos quirúrgicamente presentaron un número mayor de tumores p16 positivos que los que recibieron la quimiorradioterapia.

En relación a la supervivencia, los investigadores no hallaron diferencias significativas entre los dos grupos. Sin embargo, la prevalencia de la gastrostomía tras el tratamiento, fue menor entre los pacientes sometidos a la cirugía robótica transoral. Los resultados también mostraron que la prevalencia de la gastrostomía fue decreciendo en ambos grupos tiempo después del tratamiento: del 9 al 3% en el grupo de la cirugía robótica transoral y del 45 al 11% en el que recibió la quimiorradioterapia.